}





Factores críticos para una buena implementación de un ERP

Sería ideal que todos los negocios contarán con un Software ERP.   


Se lograría una disciplina administrativa y de procesos que urge a las PyMEs de México.   


Muchas empresas con productos exitosos se van a la quiebra por falta de controles que tienen como consecuencia no saber dónde están los problemas del negocio.


Pero implementar un ERP robusto y confiable implica retos y oportunidades:

1.- Gestar una base de datos con una arquitectura eficiente y sencilla

2.- Trabajar bajo una disciplina de carga y procesos que ayuden a una mejor operación del negocio

3.- Depuración de datos obsoletos

4.- Control de las cuentas por cobrar

5.- Análisis de resultados que permita ver donde se hace o deja de hacer negocio

6.- Reducción de robos y fraudes

7.- Control centralizado de compras

8.- Mejora de auditorías en todas las áreas de la empresa

9.- Resistencia al cambio del personal, entre muchos otros.


Para una buena implementación de un ERP te damos algunas recomendaciones:

- Depurar tus contactos (clientes y proveedores)

- Analizar la arquitectura del catálogo de productos

        ºNombre, Familia, Sub familia, Marcas, Modelos, Niveles

        ºImpuestos que aplican

        ºProveedores relacionados al producto

        ºUnidades del SAT

- Hacer correlacionar la base de datos, es decir lograr que todo tenga vínculos entre ella

- Análisis de las cuentas por cobrar para saber que documentos tendrán entrada en el nuevo sistema

- Definir las listas de precios de las distintas sucursales

- Tener un inventario con sus costos correspondientes un día antes del inicio definitivo de operaciones con el nuevo ERP

- Tener una agenda de promociones si aplica el caso

- Usar a la par durante algunos días el software viejo y el nuevo ERP

- Las más importante:  Convencimiento pleno de la dirección de la empresa de implementar el nuevo sistema ERP

Centrémonos en el último punto:  

Que la dirección general esté absolutamente convencida de implementar el nuevo sistema ERP:   

Muchas empresas han delegado en sus colaboradores de confianza actividades básicas de la operación del negocio.  Suele pasar que un ERP logra que todas las actividades de una empresa se vuelvan auditables y sobre todo medibles.   

Esto genera una gran resistencia al cambio. Es entendible, a nadie nos gusta sentirnos auditado, pero es necesario para lograr el crecimiento de los negocios.   

Nadie debe ser imprescindible;  un ERP mucho ayuda a que se cumpla esa regla.