}





¿ERP o WMS?

Para quienes tenemos un negocio en marcha, no es novedad relacionarnos con los diferentes softwares que ofrecen el control de la empresa. Sin embargo, es importante detenerse a pensar cuál es la mejor opción para nosotros.

Hoy en día, nos encontramos ante dos gigantes que buscan administrar de manera eficiente y segura nuestros establecimientos, me refiero al Enterprise Resource Planning, también conocido como Sistema ERP; y al Warehouse Management System, también conocido como Sistema de gestión de almacenes.

Pareciera que en el nombre nos da la descripción de su funcionalidad, sin embargo, en ocasiones nos enfrentamos a la incertidumbre de no conocer claramente sus diferencias y podemos caer en la elección equivocada. No te preocupes, en este artículo lo resolveremos para ti ¡Comencemos!

El sistema WMS está diseñado para ayudar al personal en su trabajo diario, asimismo facilita la organización del trabajo y optimiza el uso de los recursos disponibles, también contribuye a la organización de los productos y el aprovechamiento del espacio en tu almacén. Este software lleva un registro detallado de los movimientos al interior de la bodega, así como el análisis de las características principales de tus productos. Entre sus ventajas principales encontramos la fácil ubicación del inventario, la preparación de pedidos, la gestión de envío y almacenes, así como la gestión de datos y códigos de barras.

Por otra parte, el sistema ERPes un software de administración de negocios, compuesto por varios módulos que permiten la cohesión de los distintos departamentos de la empresa, tales como: compras, venta, marketing, recursos humanos, etc. ¡Todo en un solo sistema! Además, entre sus ventajas encontramos una herramienta que analiza la rentabilidad, el rendimiento y la liquidez de tu empresa, en cualquier momento que lo solicites. Una característica importante de este candidato, es que también cuenta con capacidades de un software WMS. En conclusión, esta opción está pensada para trabajar de manera autónoma en todas las áreas de tu empresa, llevando un control total y amplio de las acciones al interior.

Si los ponemos en una balanza, encontraremos que los WMS son sistemas autónomos que necesitan el auxilio de otros, mientras que los ERP constituyen una solución integral. Pero ¡Cuidado! Antes de elegir una opción es necesario echar un vistazo dentro de tu empresa y decidir entre ellos. Además, pregúntate ¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo? ¿Cuáles son las características de tu negocio? Y por último determina el retorno de inversión de cada sistema. Seguro que ya tienes la respuesta en la punta de la lengua.